Compra de entradas

Bailando por la belleza

Bailando por la belleza
5 octubre, 2016 Luisa

¿Puede la belleza esconderse en los recovecos más oscuros de nuestra existencia? O, mejor dicho, ¿puede la danza conducirnos a la plenitud física y emocional a partir de nuestra angustia existencial, el miedo, la confusión y el angst adolescente? ¿O puede la sublimación encontrarse en el humor, la mímica y el gag cercano al slapstick? En el infinito de posibilidades que se abren entre estos extremos se sitúa Hacia la belleza, el taller de danza que la directora escénica, actriz y coreógrafa Carlota Ferrer impartió del 14 de septiembre al 1 de octubre en El Pavón Teatro Kamikaze y que ha supuesto la primera Experiencia Kamikaze desde la apertura de puertas del teatro.

Como ya sucedió en la muestra final, que tuvo lugar el 1 de octubre, lo que podremos ver de nuevo los próximos días 15 y 16 de octubre a las 12’30h. en un recorrido integral por todos los rincones de El Pavón Teatro Kamikaze no es, según Ferrer, ni una tercera parte del material que se generó en este taller en el que participaron 21 alumnos con propuestas individuales sobre la inabarcable tarea de perseguir la belleza.

Porque, ¿qué es la belleza? En su muestra final, los alumnos de Carlota Ferrer nos demuestran que lo bello puede ser un desnudo, un poema declamado, una impro con un solo de violín, confesiones y testimonios convertidos en melodías y ejercicios corporales, una canción de Xoel Lopez o Johnny Cash, un trauma al que le has dado la vuelta, un sombrero de caballero, una declaración de amor, un sketch a costa de la Venus de Botticelli, el Discóbolo de Mirón o Helena de Troya, un atípico desfile de moda con música de Peggy Lee, una reinvención del síndrome de Stendhal, un guiño a David Lynch, Hopper y Lichtenstein, una coreografía grupal a ritmo de Sia, Bomba Estéreo, Paavo Järvi, Antony & The Johnsons, Paquita la del Barrio o Peter Schmalfuss… Todo cabe y todo suma en esta muestra final de Hacia la belleza. Porque, como se escucha durante el espectáculo,“no puedes dejar de verlos bailar”.

 

En primera persona

 

Lucia-Diaz-Teijeiro_Hacia-la-belleza-danza-Carlota-Ferrer-Teatro-Pavon-KamikazeLucía Díaz-Tejeiro, alumna del taller Hacia la belleza.

“Hemos avanzado durante casi tres semanas hacia la belleza. Lo que no sabíamos al apuntarnos al taller es a qué tipo de belleza nos llevaría Carlota Ferrer.

Carlota pelea e investiga constantemente por el arte honesto. Y supone todo un esfuerzo tratar de vivir sinceramente porque, por momentos, uno encuentra cosas que no le gustan. Carlota Ferrer nos ha sostenido y dado la confianza para abrirnos a la belleza que hace que cada uno de nosotros seamos quienes somos. Con el espíritu ardiente y enseñándonos a no ser tan obedientes. Bailando. Sintiendo y expresándonos con el cuerpo, con la voz.

En este taller, he sentido constantemente que estábamos tratando de saltar muros que nos mantenían encerrados. Tratar de hacer cómodo lo incómodo. Tener la certeza y la felicidad de sentir que cada segundo del taller estás aprendiendo más de lo que habías aprendido en mucho tiempo. Porque la forma que tiene Carlota de entender el arte, la constante búsqueda de humanidad, el empeño en investigar nuevas formas, es lo que hace que sea una creadora que rompe los límites artísticos y las barreras geográficas.

La humanidad es sinónimo de belleza. La honestidad es lo que necesitan el mundo, el arte y los seres humanos. Experiencias Kamikazes como la vivida generan un mejor teatro porque se abre un espacio a la investigación real. Te enseñan nuevas herramientas y formas de trabajar. El riesgo de adentrarse en un mundo desconocido, pero acompañado de compañeros generosos y valientes. Y guiados por la mejor”.

 

Diego Garrido, alumno del taller Hacia la belleza

“Lo más importante en un proceso pedagógico es el alumno, no el maestro. Esto en España se nos olvida a menudo, pero a Carlota Ferrer no. El alumno tiene un mundo interior rico que si el pedagogo sabe explotar resulta delicioso y perfecto, porque es el yo real de esa persona. Carlota nos ha permitido ser nuestros yo reales.

Diego-garrido_Hacia-la-belleza-danza-Carlota-Ferrer-Teatro-Pavon-KamikazeDesde una propuesta concreta –una inmersión total en el concepto ‘qué es la belleza para ti’–, Carlota nos ha permitido viajar a un numeroso grupo de actores y actrices a lo largo de un proceso de tres semanas. Hemos realizado coreografías grupales, impros colectivas, ejercicios técnicos… Pero también hemos sido llamados a encontrar nuestra propia voz dentro de estos materiales, y no solo eso: hemos tenido un gran espacio para presentar propuestas individuales en las que la única premisa era ser fiel a la idea y llevarla a cabo. Cualquier idea se puede defender si detrás de ella hay fe y confianza. Porque el cuerpo está y el alma lo acompaña, y eso el público lo ve. Dejamos de ser actores para ser humanos. Y eso la gente lo admira. Carlota es una experta en priorizar la humanidad como punta del iceberg artístico, algo aparentemente fácil, pero que es poco común.

En esta Experiencia Kamikaze se ha generado un espacio de confianza en el que sentirse seguro para expresar lo que somos a través de solos de danza, canciones experimentales, desnudos por fuera y por dentro… Por mi parte me he permitido sacar mi lado más vulnerable y frágil contando a mis compañeros y al público experiencias de mi vida que jamás habría confesado como ejercicio de búsqueda de belleza a través de la verdad. Después he colgado una luz de discoteca en la sala grande de El Pavón Teatro Kamikaze para bailar y celebrar que la belleza reside en el cambio, en la posibilidad de ser mañana una versión más hermosa y más fiel de uno mismo. Carlota y mis compañeros no solo han aprobado mi propuesta, sino que han bailado para festejar conmigo lo que es la belleza para mí. Y eso es muy, pero que muy hermoso”.